Historia de los Altos de Arica

La sierra de Arica conserva excepcionales huellas arqueológicas de la historia andina. Por el clima árido de la región y gracias al respeto que por generaciones sus habitantes han demostrado para la preservación del patrimonio cultural, los monumentos arqueológicos abundan en los paisajes serranos.

 

Debemos a la labor de historiadores y arqueólogos el desvelo de la larga trayectoria histórica de la región. Los estudios de Percy Dauelsberg, Hans Niemeyer y Calogero Santoro evidenciaron que la ocupación de la región remonta a por lo menos 6000 años cuando grupos de cazadores-recolectores recorrían los cerros y quebradas y adornaban los abrigos rocosos con pictografías representando sus escenas de vida y sus creencias. Otros investigadores, tales como Iván Muñoz, Juan Chacama y Álvaro Romero, se interesaron a los pukaras cuyas imponentes pircas conservan el eco de la vida aldeana de los autores del masivo acondicionamiento agrícola de los valles y quebradas. Los historiadores, Jorge Hidalgo, Thérèse Bouysse y sus estudiantes, hallaron también valiosas informaciones en los archivos coloniales que atestiguan la cohabitación de grupos de distintos orígenes en un mismo territorio multicultural.

 

Si bien estas investigaciones vislumbran el profundo y abundante pasado de la sierra de Arica, es cierto que queda mucho por descubrir. Los vestigios arqueológicos -pircas, abrigos rocosos, arte rupestre, etc.- tienen todavía mucho que decirnos sobre la historia andina de la región. No dudamos que el desarrollo de los estudios en curso permita escribir, de la mano con el interés y el conocimiento de las comunidades indígenas, nuevas páginas de la historia del territorio de los Altos de Arica.

ARCHAM, 21 allée de l'Université, Nanterre, France

Contacto: tsaintenoy@gmail.com